Ciclos de Relaciones Destructivas en Parejas Angustiadas

Carlos Durana Ph.D., M.Ac. offers couples and relationship therapy in Reston, Virginia and Bethesda, Maryland.

Enredos y Salidas

Todos tenemos nuestras vulnerabilidades, sensibilidades o heridas que inevitablemente son desencadenadas en las relaciones íntimas de largo plazo. Por ejemplo, para una persona, puede ser el sentirse criticada; mientras que para otra puede ser que no se sienta adecuadamente querida, etc. Esas sensibilidades aparecen y se desarrollan de heridas en las relaciones familiares con los padres, hermanos y otros seres queridos. Cuando estas vulnerabilidades son provocadas, pueden manifestarse, a veces, en forma de alergias; hasta una pequeña dosis puede desencadenar una reacción, una respuesta defensiva o de protecciónón. Existen diferentes tipos respuestas defensivas, por ejemplo, culpar, alejarse, el sarcasmo, actuar como la víctima, y otras más. Invariablemente, nuestras maniobras protectoras también desencadenan las vulnerabilidades de nuestra pareja. En situaciones conflictivas y altamente estresantes, las parejas desencadenan mutuamente las sensibilidades de cada uno en ciclos destructivos y dolorosos en escalada. Durante estos ciclos tenemos la esperanza (consciente o inconscientemente) de que nuestra pareja entenderá nuestras dificultades, y que él o ella aliviarán nuestras decepciones y heridas así como complacer nuestras necesidades no satisfechas.

Pero las provocaciones mutuas y simultáneas de las heridas y las respuestas defensivas en estos ciclos repetitivos hacen más difícil el desafío de atender las necesidades de cada uno. Al reaccionar defensivamente atraemos, involuntariamente, lo opuesto de lo que queremos. Sin embargo, dentro de estos ciclos hay salidas al enredo emocional y al dolor; hay oportunidades para el crecimiento, para sanarse y para mejorar la satisfacción en la relación.

En la orientación de parejas y terapia matrimonial en Reston, Va., trabajamos con estos desafíos y las oportunidades que ellas ofrecen para el mejoramiento de la relación.

Durante estos ciclos destructivos hay diferentes estrategias de salida que pueden ser empleadas para la resolución. Existen enfoques de comunicación y resolución de conflictos que son muy útiles; la auto-responsabilidad y la empatía son dos de varios ingredientes fuertes.

Lo que nuestras parejas necesitan más durante estos momentos es con frecuencia lo que es más difícil de entregar, y aún así es una de las cosas que necesitamos hacer con el fin de mejorar la relación.

Veamos esta relación entre Rob y Mary:

science chart

 

 

 

 

 

 

 

Un ejemplo de la secuencia podría ser el siguiente:

Rob puede que se sienta tranquilo y reservado. Mary asume que su distanciamiento es sobre ella. Esto desencadena su vulnerabilidad la cual ella no reconoce ni transmite y en lugar de eso se expresa a la defensiva por medio de la frustración y crítica (paso 1 y 2). El percibe su expresión (inconscientemente) como un ataque que es tan profundo como las heridas en una etapa más temprana de su vida ocasionadas por los padres y otras figuras importantes. La expresión de ella desencadena una vulnerabilidad a la crítica y el reacciona defensivamente retirándose (paso3) lo cual consecuentemente aumenta su vulnerabilidad a los sentimientos de abandono (paso 4).Cada uno de ellos está comportándose de unas maneras que atraen lo opuesto de lo que desean. Otras variaciones de este ciclo pueden manifestarse y escalar hasta una secuencia similar de comportamientos dolorosos.

Veamos el escenario de esta pareja:

emotional drivers

 

 

 

 

 

 

 

El ve que ella está irritada. Rob asume que es por su causa. El se coloca en una posición defensiva y se retira (paso 1). Ella percibe su comportamiento (inconscientemente) como un ataque que lastima y que le recuerda las heridas de formas de crianza significantes y otras figuras importantes. Esto desencadena su vulnerabilidad de sentirse abandonada (paso 2). Mary reacciona a la defensiva y con rabia y/o culpando y criticando su comportamiento distante (paso 3) el cual sucesivamente provoca su vulnerabilidad de sentimientos de crítica y control (paso 4). Otras variaciones de este ciclo pueden emerger a partir de este conjunto de interacciones.

Se puede salir de este ciclo destructivo de la relación en diferentes puntos. Para la pareja, hay varias maneras en la que puede ayudar a cada uno de los integrantes a recuperarse. Ella puede ayudarlo a recuperarse aprendiendo a no culpar o criticar y expresando su vulnerabilidad y necesidades de una forma saludable. Paradójicamente, la revelación consciente de nuestras heridas y vulnerabilidades –en vez de culpar, sentir furia, distanciarse- hace posible comportamientos de cariño y cuidados en nosotros y en nuestras parejas. El puede ayudar a sanar la vulnerabilidad de ella al evitar distanciarse o no actuando de una manera pasiva o agresiva. El también necesita aprender a comunicar sus necesidades de maneras saludables. Lo que ella más necesita es lo que a él se le hace más difícil de hacer, y es precisamente lo que él necesita hacer para crecer. Al igual que ella. Este proceso de sanación, sin embargo, toma tiempo y compromiso y no debe estar basado en la expectativa de esperar que el otro dé el primer paso para comenzar el proceso; es un esfuerzo en marcha donde cada uno debe tomar responsabilidad por sus propias necesidades, hacer uso de la buena comunicación y expresar empatía y comprensión por el otro. Al conocernos y conocer a nuestra pareja, y al sentir empatía por las heridas de nuestra pareja, podemos aprender a reconocer, admitir y hasta disfrutar de nuestras diferencias en vez de verlas como amenazas y ataques.

El DR. Durana puede ser consultado para orientación de parejas y terapia matrimonial en Reston, Va., y en Bethesda, Md.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*